Por qué el crowdsourcing está marcando la tendencia hacia un futuro sostenible para compañías y personas

Nov 2018

← back to blog overview
Share on linkedin facebook

Aunque el término ha estado en uso durante casi 15 años, el concepto de “crowsourcing” parece que todavía genera confusión en cuanto a su propósito, uso, y eficacia para los negocios.

En general, el término define la práctica de conseguir servicios pidiendo la colaboración de un amplio, relativamente abierto y creciente grupo de usuarios de internet. Sin embargo, por la manera en la que el término fue inicialmente utilizado, de alguna manera aún está asociado con la noción de recopilar ideas o fondos para una causa en concreto (crowdfunding).

Pero, ¿qué es el crowdsourcing hoy? Y, ¿cómo puede ayudar a que los negocios y las personas consigan una forma de vida y de trabajar más sostenible?

En los últimos años, el rápido desarrollo del internet móvil y de las técnicas de redes sociales han ampliado los horizontes de lo que una Comunidad puede hacer. Los usuarios de los móviles ahora pueden compartir información en directo – incluyendo datos – desde cualquier lugar, facilitando la ejecución de un amplio  número de tareas y proporcionando más oportunidades para las compañías.
Apps como Weathermob y Waze son excelentes ejemplos de como el crowdsourcing móvil ha facilitado la implementación de nuevos servicios basados en datos y geolocalización en tiempo real. Pero actualmente el crowdsourcing móvil ya está en una fase más avanzada donde la Comunidad ya no es un grupo aleatorio informando, normalmente gratis, acerca del tráfico o de las condiciones meteorológicas.
Las tecnologías móviles, junto con la incomparable mentalidad del clásico “9 a 5” están conformando una nueva forma de trabajar, tanto para la gente como para las compañías. Más Comunidades especializadas con diferentes habilidades e intereses son llamadas a la acción por numerosas marcas ofreciendo pago predeterminado.
Ya no hay individuos desconocidos; son perfilados según sea su experiencia, actividad y resultados; además, representan un equipo de trabajo fiable, bajo demanda para un número creciente de compañías operando en diferentes ámbitos.
 

Hace casi ocho años, con Roamler, empezamos a preparar a una Comunidad para llevar a cabo tareas de monitoreo en supermercados con el objetivo de comprobar la ejecución en la tienda para grandes fabricantes. A estas Comunidades les pedimos sacar fotos de los lineales y responder preguntas relacionadas con la disponibilidad de los productos mientras hacían su propia compra de comestibles. Las tareas permitían a los miembros de la Comunidad ganar un poco de dinero extra dependiendo de su disponibilidad, y facilitaba a las marcas información acerca de su implementación en el supermercado de manera mucho más rápida y efectiva. A través de los años, la tecnología nos ha apoyado para conseguir incluso más, y hoy, los fabricantes pueden crowd-source no solo tareas de monitoreo sino algunas incluso más complejas, como reponer lineales cuando los productos están agotados o montar material promocional.

Lo interesante acerca de este proceso es que, al mirar a los miembros de nuestra comunidad, vemos a un creciente número de personas que ya están trabajando, a menudo a jornada completa, pero que sienten la necesidad de un horario más flexible que les permita interactuar con varias marcas a su propio ritmo.

El cambio cultural en los negocios está proporcionando más oportunidades para Comunidades especializadas de profesionales. 
El potencial del crowdsourcing no solo son actividades de marketing de campo llevadas a cabo por “compradores habituales”. Las Comunidades ahora son perfiladas y organizadas en grupos de profesionales que pueden actuar en nombre de las marcas, ofreciendo a las compañías la flexibilidad que necesitan para competir en mercados de rápida y constante evolución.

Nos estamos dirigiendo, más y más hacia un futuro orientado a tener jefes de proyectos, en donde las compañías pueden escoger actividades operacionales específicas y dimensionarlas a través de expertas Comunidades de profesionales independientes. 
Todas estas tareas que son generalizadas, a gran volumen y repetibles pueden ser fácilmente asignadas a una Comunidad de expertos en diferentes campos, con gran beneficio para ambos, compañías y empleados.
Hace dos años, Roamler puso este enfoque en práctica en la instalación técnica con Roamler Tech, una compañía que solo trabaja con una Comunidad de profesionales independientes certificados y registrados. 
El formato “conectar y usar” del servicio permite a las compañías reducir todos los costes que no estén relacionados directamente con su principal actividad, tales como la planificación y la gestión de instalaciones post-venta de dispositivos en hogares inteligentes, internet e incluso aparatos más complejos. Con un crowdsourcing profesional, pueden optimizar costes e incrementar la satisfacción del consumidor. Por otro lado, a los miembros de la Comunidad se les dan más oportunidades de completar su horario o, en muchos casos, impulsar sus carreras como emprendedores con un servicio que les permite saltarse el “hacer ventas” y centrarse en lo que saben hacer mejor.


Con cerca del 70% de los empleados demandando más flexibilidad, crowdsourcing es el camino hacia un futuro sostenible, y no solo para empresas.


Más y más profesionales en campos diversos están adoptando la manera en la que la tecnología está cambiando la forma de trabajar y están subiéndose al tren del crowdsourcing; desde conductores de taxis (Uber) a instaladores profesionales, desde comerciantes a profesionales sanitarios. De hecho, Roamler está a punto de lanzar una nueva plataforma, Roamler Care, que conecta profesionales sanitarios independientes con pacientes en necesidad de asistencia domiciliaria.